Los 3,9 millones de remanente se emplearán en inversiones y ayudas

Sestao liquidó el ejercicio 2020 con un resultado positivo
Sestao liquidó el ejercicio 2020 con un resultado positivo
De esta manera, se complementan algunas partidas económicas del presupuesto para responder a las necesidades
Los 3,9 millones de remanente se emplearán en inversiones y ayudas

El Ayuntamiento de Sestao empleará los 3,9 millones de euros del remanente general de tesorería para dar un impulso al plan de inversiones y reforzar las partidas presupuestarias de apoyo a los sectores afectados por la crisis del Covid-19.

Según explica el alcalde, Josu Bergara, “durante la tramitación del presupuesto para este ejercicio 2021, ya explicamos que algunas partidas económicas presentadas habían quedado un poco cortas para llevar a cabo todas las propuestas de las concejalías y que era nuestra intención completarlas con el remanente de tesorería para dar una respuesta positiva a esas necesidades”.

Así, el Consistorio utilizará el remanente para ampliar la partida de ayudas a familias vulnerables. Por otro lado, también se van a mejorar las partidas presupuestarias que tienen las áreas municipales para organizar actividades y convocar los diferentes programas de ayudas y subvenciones.

Respecto a los proyectos para seguir mejorando Sestao, el Ayuntamiento realizará una aportación para cofinanciar las obras de la segunda fase del sistema de calefacción comunitaria (District Heating) del barrio de Txabarri. Con el remanente de tesorería también se financiarán las obras de mantenimiento en los colegios públicos de la localidad y otras actuaciones en barrios.

Asimismo, con cargo al remanente de tesorería también se van a poner en marcha nuevos programas de apoyo al tejido económico, como se ha venido realizando desde marzo del año pasado, para mitigar los efectos de la pandemia en las pequeñas empresas del municipio.

Tras la presentación de la liquidación del presupuesto en la Comisión de Hacienda, el alcalde reconoce que 2020 ha sido “un año muy difícil” por la pandemia y el daño económico que el Covid-19 ha provocado en las arcas municipales. “El capítulo de ingresos ha sufrido una importante caída y esa situación nos ha hecho gestionar los recursos económicos con más prudencia y sensatez si cabe. Desde el Equipo de Gobierno hemos tenido que tomar decisiones dolorosas, como retrasar la mayoría de las inversiones, para atender otras necesidades que, sin lugar a duda, eran más prioritarias; es el caso de la Residencia Municipal Juan Ellacuria, el capítulo social y los programas de apoyo al comercio, la hostelería y los autónomos”, recuerda Josu Bergara.

A pesar de estas dificultades, el Ayuntamiento ha conseguido liquidar el presupuesto del ejercicio 2020 con un resultado positivo de 104.052 euros, cumpliendo el objetivo de sostenibilidad financiera y el principio de la regla del gasto.

Los 3,9 millones de remanente se emplearán en inversiones y ayudas
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad